miércoles, 8 de julio de 2009

Born to fly

Es uno de mis animales favoritos y verlos volar es uno de los pequeños placeres de cada verano. La verdad es que siempre los he visto como un poco macarrillas, a veces me recuerdan a esas bandas de moteros pero en versión animal, y sino que se lo pregunten a la pareja de gorriones que vive en el tejado de mi edificio. Todos los años sufren periódicamente la visita de estos vecinos que los incomodan con chillidos y vuelos rasantes a toda velocidad. Es como si supieran de su talento y quisieran exhibirse, hasta diría que se divierten.


Y es que son unas aves únicas y muy especiales, pues pasan la mayor parte de su vida en el aire; comen, duermen y hasta se reproducen volando (bueno, mejor dicho copulan ya que luego los huevos tienen que posarlos en algún sitio)
Van de negro, como no podía ser de otra forma, y emiten unos chillidos muy agudos por lo que en algunos lugares incluso se los conoce como "pájaro del diablo" (se dice también que sus alas aguadañadas recuerdan a la muerte)
Son migratorios, aquí suelen aparecer a mediados de Junio mientras que el invierno se lo pasan Sur de África. Permanecen en vuelo ininterrumpido durante nueve meses del año.


Uno de los aspectos más llamativos es como duermen, no necesitan posarse, al anochecer toman altura dejándose llevar por las corrientes térmicas hasta los 2.000 m y allí duermen. Para descansar durante estas horas disminuyen la actividad cerebral de uno de sus hemisferios cerebrales mientras el otro lleva el control del vuelo ya que en ocasiones tienen que batir las alas para no perder altura (durante su sueño el aleteo se reduce de los habituales 10 movimientos por segundo a tan sólo 7)
Las únicas veces que sus débiles patas (su nombre latno apus significa "sin pies") tocan una superficie es para poner los huevos, incubarlos y criar a sus polluelos. Anida gregariamente en taludes pero está especialmente adaptado a los asentamientos humanos como cornisas y aleros de edificios y casas. Suele ser fiel a su lugar de anidamiento; vuelve a él y lo reconstruyen cuando hace falta.
Son monógamos y se aparean para toda la vida; al parecer tienen dos tipos de cortejo: el del aire, donde hay una persecución espectacular antes de que las aves se apareen en vuelo, y el del nido, donde el apareamiento tiene lugar después de un «canturreo» y atusamiento mútuos.
Durante el periodo de nidificación cada pareja de reprodutores presenta una sola puesta de 2 a 3 huevos. El tiempo de incubación es de 19 - 21 días y las crías abandonan el nido entre los 35 a 59 días de la eclosión. Los juveniles abandonan el nido por la mañana volando súbitamente, sin necesidad de aprendizaje previo, y de manera definitiva. Bajo buenas condiciones alimentarias y de desarrollo, los jóvenes vencejos abandonan el nido con un ligero sobrepeso de 6-7 gramos con respecto a los adultos. Esta reserva les permite afrontar las primeras dificultades de la vida aérea
Se alimenta de minúsculos insectos voladores que atrapa con su amplio pico que mantiene constantemente abierto al volar. También recoge al vuelo los materiales con los que construye el nido
Debido a sus hábitos aéreos aún se desconocen bastantes aspectos de su biología.

En España se pueden encontrar 5 especies
- Vencejo común (Apus apus) , el más habitual
- Vencejo real (Apus melba), más grande y de vientre blanco, aparece más en la zona sur.
- Vencejo cafre (Apus caffer), con la garganta y el obospillo blancos, cría en la zona de Cádiz
- Vencejo pálido (Apus pallidus), como su nombre indica tiene una tonalidad más clara, de color pardo oscuro.
- Vencejo unicolor (Apus unicolor), endemismo macaronésico que sólo nidifica en Canarias y Madeira.

Además, el vencejo moro (Apus affinis) aparece a veces de forma accidental desde el noroeste de África, Sáhara y Oriente Medio.
.

Entrevista en la BFBS a Edward Mayer, responsable del programa London Swifts
.
Cualquier parecido es pura coincidencia :-)

4 comentarios:

la granota dijo...

Je, me ha encantado. Primero por la metáfora y es que sí, les pega, son así de chulos ;)
Y luego por las fotos, que mira que son rápidos los tios... yo aún no lo he logrado.

:)

Pep dijo...

... me gusta ese páharo ... y de los aviones y las golondrinas? ...
Hace poko trepando junto al mar, pasaban muy zerka ... demasiado a vezes ... sí ... son un pokino makaeeas ...

Saluz ... me ha gustado ... inkluso más ke otras vezes (y ya es dizir ...) ...

Popi dijo...

Apu Nahasapeemapetilon, subespecie proveniente de la india que se ha extendido por medio mundo debido a las condiciones precarias de su ecosistema:
http://media.timeoutnewyork.com/resizeImage/htdocs/export_images/617/617.x600.ft.Apu_013.jpg?

http://www.simpsoncrazy.com/content/wallpapers/characters/Apu_1024.gif

Llevaba mucho tiempo sin leerte... lo de las hortensias sorprenderte, no tenía ni puta idea; los vencejos también me gustan, pero contigo siempre aprendo algo nuevo: la próxima que baje a la costa de la luz ya se que especie estaré viendo cuando pasee entre los enebros roteños.

Furacán dijo...

Granota, Es difícil hacerle buenas fotos, al final salió esa porque pasaban muchas veces y lo bueno de las cámaras digitales es que puedes intentarlo hasta que salga bien jejeje

Pep, aunque son parecidos son familias distintas, aviones y golondrinas= hirundínidos y vencejos= apodidos . Los vencejos son mejores voladores pero se defienden peor en tierra y la biología es también un tanto diferente. Me alegro de que te gustara la entrada :-)

Popi, jejeje muy bueno
yo también aprendo cosas nuevas en tu blog, además variadito, cultura musical, fotos y bicis.