martes, 23 de febrero de 2010

Viviendo en la oscuridad

Creo que ya he comentado alguna que otra vez que me fascinan las criaturas abisales. Realmente son verdaderos "extraterrestres" :-) La adaptación a un medio tan hostil (sin luz, con elevadas presiones y escaso alimento) origina curiosas adaptaciones. Mucha gente sólo ve en ellos monstruos (y es comprensible, no corresponden a nuestros cánones estéticos) pero a mi me encantan.
Hoy traigo a uno de esos peces curiosos: los peces dragón (dragonfishes) o loosejaws
Malacosteus niger (del griego malakos = blando + osteon = hueso) uno de sus representantes y una de las especies más conocidas (relativamente claro, el primer ejemplar fue descubierto en 1848 en el Atlántico Norte) En inglés su nombre vulgar es "stoplight loosejaw" lo que nos da ya una idea de sus características (otro nombre común el de "rat-trap fish" :-))


  • Stoplight porque es capaz de emitir bioluminiscencia de color rojo y verdeazulada (como un semáforo)

No es Melacosteus sino una especie de la misma familia pero os hacéis una idea. La "mancha roja" es justo debajo del ojo, en la imagen de abajo lo veréis mejor

  • Loosejaw porque es capaz de dislocar su cabeza y proyectar su mandíbula inferior

Lo de emitir luz roja es una rareza entre los organismos marinos, la mayoría emite en luz azul por la sencilla razón de que se transmite mejor en el agua (cuestión de física, por su longitud de onda la luz roja se absorbe antes en el agua y no llega lejos) y de que la mayor parte de organismos sólo posee receptores visuales para esas longitudes de onda alrededor del azul.
Entonces ahora habrá quien se pregunte porqué este animalito emite en luz roja si nadie lo puede ver. Pues en realidad es por eso, se trata de un ingenioso sistema de "visión nocturna", aunque no llegue muy lejos la luz roja le permite ver a sus presas sin alertarlas (ni tampoco a posibles depredadores) ¡Sólo la ven ellos!
El mecanismo es ingenioso y a la vez complejo, en realidad ni poseen células (fotóforos) capaces de producir luz roja ni receptores específicos para captarla, sino que juegan con una serie de pigmentos fluorescentes que propician el cambio entre longitudes de onda (bien explicado aquí en inglés por si tenéis curiosidad).


Como he mencionado antes también emiten luz azul mediante un fotóforo post-orbital (a veces también les interesa hacerse ver).
Otra característica interesante es que los ojos apuntan hacia adelante y tienen visión binocular (como nosotros) Es algo muy raro entre los peces pero le permite ver en tres dimensiones, aún a cambio de perder campo visual, algo que favorece sus hábitos depredatorios.
En cuanto al resto, no son muy grandes (máximo 25 cm), son de color negro, sus aletas dorsal y caudal son moderadamente largas, la mandíbula inferior no tiene "suelo" y presenta gran cantidad de dientes diferenciados en varias filas (llaman la atención ese grupo de dientes en la faringe) que le ayudan a tragar las presas.
No se sabe mucho de su comportamiento ni de su reproducción debido a la dificultad de observarlos en su hábitat natural (viven habitualmente entre 500-1000 m de profundidad)Análisis de contenidos de sus estómagos indican que consumen ingentes cantidades de copépodos. Se ha sugerido que esto es así debido a la necesidad de mantener sus pigmentos visulaes (los copépodos contienen clorofilas que a su vez obtienen de la dieta)
Se encuentra en todos los océanos (excepto Mar Mediterráneo) entre las latitudes 65ºN y 30º S, al sur es sustituido por una especie cercana Malacosteus australis.
Vale que no es muy bonito pero ¿para que quiere uno ser guapo cuando vive en total oscuridad? ;-)


Para saber más (todo en inglés, lo siento):

1 comentario:

ONA dijo...

el lado oscuro... qué tenebroso... prefiero la luz...

además en los Piris, hoy tenemos lo mismo que en tu tierra: sol!!!! también hace frío, pero este sol vale un valer...