lunes, 8 de febrero de 2010

Un mundo en miniatura

Hoy la cosa va de unos organismos que no muchas veces reparamos en ellos. Yo mismo no los había traido nunca al blog, más por ignorancia que por otra cosa. La verdad es que su taxonomía es muy complicada :-), pero no por ello dejan de tener una gran importancia, como sucede muchas veces con las cosas pequeñas.
Los musgos (del latín Muscus = almizcle, por el olor de algunos de ellos) son un grupo de plantas terrestres, primitivas y diminutas, con un diseño que puede considerarse como antecesor de las plantas vasculares.

Merece la pena fijarse en las pequeñas cosas que tenemos cerca.

Los griegos los denominsaron con la palabra Bryo y precisamente este prefijo ha sido utilizado para designar la división a la que pertenecen: Bryophyta. Clásicamente también se venían incluyendo en esta división a hepáticas y antoceros pero las últimas tendencias tienden a separarlos en divisiones aparte (Marchantiophyta y Anthocerophyta respectivamente).
La organización briofítica es intermedia entre la talofítica (algas) y la cormofítica (plantas superiores). No tienen verdaderos tejidos conductores (xilema y floema) pero algunos de ellos presentan un sistema conductor muy simplificado (empieza a manifestarse la ligno-síntesis) conformado por células parenquimatosas estrechas y alargadas llamadas hidroides -el hidroma-, que se pueden considerar como un primer paso evolutivo hacia a la adquisición de un tejido vascular.
Todos presentan un ciclo vital con alternancia de generaciones, heterofásica (2 fases: haploide y diploide) y heteromórfica (2 formas: gametofito y esporofito) El gametofito es dominante y sus células son haploides durante la mayor parte de su ciclo vital. La etapa esporofítica, diploide, es de breve duración y dependiente del gametófito. Esto contrasta con lo que ocurre en los helechos por ejemplo, de los que ya he hablado en el blog.
Definir su ciclo vital sin demasiados tecnicismos es una misión compleja pero si lográis seguir el proceso ya veréis que es muy bonito.


Pongamos el punto de partida en una espora (haploide) que germina. De ella surge el protonema (del griego protos=primero, y nema=filamento) que sería como una estructura filamentosa y ramificada.
A partir del protonema crece el gametofito (el musgo que vemos normalmente) que se diferencia en caulidios (para entendernos serían las "ramitas") y filidios (las "hojitas")
En los extremos de los caulidios se desarrollan los órganos sexuales. Por una parte los órganos femeninos que son llamados arquegonios.
Tienen forma de botella (un cuello, formado por una o mas hileras de células y una base dilatada que contiene la ovocélula) y están protegidos por un grupo de "hojas" modificadas llamadas perichaetum.

Un arquegonio. Foto de la wiki.

Los órganos masculinos son los anteridios y se encuentran contenidos por "hojas" modificadas llamadas perigonios.


Ahora bien, dependiendo de la especie los musgos pueden ser dioicos o monoicos. En el caso de musgos dioicos (como las personas), los órganos sexuales masculinos y femeninos son portados por diferentes plantas gametofitas. En musgos monoicos (o autoicos), existen en la misma planta.

En presencia de agua, el esperma es expulsado de los anteridios. Las células del esperma de los musgos son muy curiosas, muy móviles, a diferencia de las humano por ejemplo, son biflageladas, poseen dos flagelos que le ayudan en su propulsión, unas auténticas fueraborda.

No es que se vea muy bien pero esto es esperma de musgo,¡toma ya!

Nadan desde los anteridios hasta los arquegonios donde tiene lugar la fecundación. El agua es el sustrato que tienen para poder desplazarse así que sin agua, la fecundación no puede producirse.
Luego de la fecundación surge el esporofito diploide. Es esa estructura que podéis muchas veces si os fijáis que parece una farola en miniatura :-) La maduración del esporofito toma aproximadamente entre tres y seis meses.

Aquí podéis ver muchos esporofitos.

El cuerpo del esporofito comprende un largo pedúnculo, llamado seta, y una cápsula coronada por una cubierta llamada opérculo.
La cápsula y el opérculo se encuentran a su vez protegidas por una caliptra que son los restos del conducto del arquegonio. La caliptra por lo general se desprende cuando la cápsula alcanza la madurez.
Dentro de la cápsula, las células productoras de esporas sufren meiosis para formar esporas haploides, a partir de las cuales el ciclo se repite.
En algunos musgos, se producen estructuras verdes vegetativas sobre los filidios, que pueden desprenderse y formar nuevas plantas sin la necesidad de recurrir al ciclo de fecundación. son las llamadas gemas y constituyen un método de reproducción asexual.

Los musgos crecen sobre piedras, el suelo , troncos de los árboles... formando una alfombra verde de pocos centímetros de espesor. Como ya he mencionado son muy dependientes del agua que necesitan para su reproducción pero también son organismos resistentes a cambios ambientales, algunos musgos pueden sobrevivir periodos cortos de desecación.

Lo del medio no es un musgo sino un liquen Parmelia.

Se encuentran en prácticamente todos los ecosistemas, siendo mas abundantes y diversos en los lugares donde la humedad del ambiente o del suelo es alta y la temperatura no es muy elevada (Galicia y el Norte de España les va de perlas).
En los trópicos, los briofitos abundan en los bosques nublados y los paramos húmedos, y están presentes pero son menos abundantes en los llanos, la costa y la selva amazónica.
Absorben agua por todas las células de su cuerpo (pueden captar hasta cinco veces su peso seco en agua) y cumplen roles importantes para el equilibrio de los ecosistemas terrestres: ayudan a mantener la humedad, a prevenir la erosión, son el hogar de muchos animales (si observáis una muestra de agua proveniente de un musgo al microscopio observareis una rica y variada fauna: tardígrados, rotíferos, nematodos...) además de sustrato para la germinación de semillas de muchas de las plantas (son colonizadores y estabilizadores del suelo, a menudo los primeros habitantes de suelos expuestos, rocas desnudas y otras superficies). Además, en sitios con gran humedad ambiente y baja evaporación su capacidad fotosintética puede superar al de todas las otras plantas.
Pues a pesar de todo esto no son demasiado respetados, en mi comunidad por ejemplo en los últimos años se han cargado algunas turberas sin demasiados miramientos.
En cuanto a su utilización directa por el ser humano actualmente es prácticamente anecdótica; pero en muchas culturas se utilizaba el musgo para rellenar grietas de paredes en cabañas de madera, como relleno de colchones y almohadas o como sustrato para transportar o almacenar alimentos.
Algunas especies como Polytrichum fromosum se empleaban también para hacer cepillos rudimentarios.
Otro uso fue en perfumería y como no, en el ámbito medicinal, como "venda quirúrgica" -gracias a su capacidad de absorber y retener líquidos además de una cierta capacidad antiséptica (truco en plan último superviviente, no garantizo que funcione jeje) -.
Por otro lado en China alrededor de 40 especies de briofitas se consideran medicinales por la medicina tradicional (pero bueno dudo que haya algo que no consideren medicinal, con todos mis respetos).
Por último también es importante el uso de los musgos, sobre todo Sphagnum, como medio de cultivo de plantas superiores. El musgo Sphagnum descompuesto y comprimido puede ser usado como un aditivo de suelo (musgo de turba) que aumenta la capacidad del suelo para enriquecerlo en materia orgánica y hacerlo menos compacto. Se hace por ejemplo, cuando se está tratando con el suelo muy arenoso, o si la planta necesita mucha humedad como por ejemplo las plantas carnívoras, a menudo encontradas en pantanos.
Otro caso particular es su empleo en el cultivo de bonsais en los que además quedan muy estéticos; un mundo en miniatura.



P.D. Si algún hacha conoce alguna de las especies de las fotos que lo diga. que así aprendemos todos Yo no tengo guía de musgos ni mucha idea tampoco :-)

2 comentarios:

la granota dijo...

Precisamente el domingo estaba dando una vuelta por encima de mi casa y estaban todos los musgos llenos de esporofitos de esos, anteriormente conocidos por mí como "antenitas".
No puedo evitar pasarles la mano por encima, tipo gladiator. Pero como parece ser que es una obscenidad, lo haré aún más ;)

ONA dijo...

No sabía el origen etimológico ¿huelen a almizcle??

Genial la frase de que merece la pena fijarse en las pequeñas cosas que tenemos cerca...

Gracias Fury, bikiños!
:)