miércoles, 12 de agosto de 2009

Thaumoctopus mimicus

Hoy voy variar un poco la línea del blog y en vez de traeros un animalito de los que hay por aquí me voy a los mares de Indonesia para presentaros esta joyita. Seguro que no os deja indiferentes.
A lo mejor muchos de vosotros ya lo habéis visto en algún documental o en la National Geographic pero para los que no aquí os lo presento.


Thaumoctopus mimicus. En la foto no lo parece pero es una especie de pulpo que vive en los mares tropicales del sudeste de Asia. Su descubrimiento fue bastante reciente, en 1998, frente a la costa de Sulawesi (Indonesia) y su nomenclatura es del año 2005. Para quien creyera que conocemos mucho del mundo que nos rodea pues ya veis que no, aún seguimos descubriendo especies -y por desgracia condenando a la extinción a especies que ni siquiera conocemos-.
Cuando se pusieron a estudiarlo, durante los primeros meses, los científicos descubrieron un hecho que los dejó boquiabiertos. Resulta que el animalito este controla cada uno de sus ocho tentáculos por separado, algo poco común entre los cefalópodos y gracias a esta facultad, se dedica a imitar otros animales. Hace de pez plano, de pez-león, de serpiente de mar, de anémona.... según le convenga.
Muchos otros cefalópodos son también hábiles en el arte del camuflaje, cambian de color, imitan con precisión objetos estáticos como rocas, corales o algas... e incluso hay un calamar, el calamar del Caribe (Sepioteuthis sepioidea) que consigue una imitación dinámica disfrazándose de pez-loro, pero nada es comparable a lo de este pulpo ya que lo que realiza no es una simple imitación dinámica, sino que puede escoger el modelo a imitar y, lo más sorprendente, sin que el "imitado" esté presente.


Aquí podéis ver la forma que adopta y al lado el animal al que imita. De arriba a abajo pez plano tipo lenguado, pez león y serpiente marina rayada.

Lo mismo pero en fotos. Curiosa la 1ª foto

Todas las especies que imita son altamente venenosas, por lo que se piensa que es una forma muy especializada de engañar a los posibles depredadores. Basado en la observación, se cree que el pulpo imitador puede decidir que animal va a imitar dependiendo del depredador cercano. Por ejemplo, cuando el pulpo imitador estaba siendo atacado por unos peces damisela, se observó que el pulpo adoptaba la forma de una serpiente marina rayada (Laticauda colubrina) que es un depredador del pez damisela. El pulpo imita a la serpiente marina rayada adoptando un colores negro y amarillo, enterrando seis de sus extremidades, y agitando sus otros dos brazos en direcciones opuestas. A que mola ¿eh?

Serpiente marina rayada y su imitación

Por eso lo bautizaron con ese nombre Thaumoctopus mimicus, pulpo mimo o pulpo imitador (si hubiera sido yo el descubridor lo hubiera bautizado como Thaumoctopus mortadelus pero supongo que estos científicos no leen los cómics de Ibáñez)
De todas formas todavía no han sido descubiertas todas las capacidades de “mimo” de este pulpo, y esperan encontrar imitaciones de otras especies en los estudios que se están llevando a cabo.

Lo mejor es que lo veáis en acción:
.

.
Espero que os gustara la historia!

8 comentarios:

la granota dijo...

Guau y reguau!

Alucinante! Me flipa en el vídeo el cambio radical de color cuando se acerca el cangrejo...

Los pulpos (en general) son increíbles. Me remuerde la conciencia cuando me los como, pero cómo están a la gallega, ehh!!

Furacán dijo...

Si, son animales fascinantes pero es verdad que están muy buenos, pulpo á feira :-)

Popi dijo...

Tragones.

Abogo por el nombre que propones para la especie!!! Peazo de bicho. Lo que siempre me planteo cuando veo algo así es cuales habrán sido las condiciones que le han llevado a una adaptación tan brutal.

Arturo de las Liras dijo...

Yo había visto un documental sobre él y me quedé flipando.

Nacho Cembellín dijo...

Tendrán algo que ver las neuronas espejo ;-)

Furacán dijo...

Muy interesante el tema de las neuronas espejo, no sé si se han encontrado también en cefalópodos. Aquí lo más relevante es que este pulpo no necesita tener al otro animal delante y que pueda elegur entre una "gama de disfraces" cosa que no hace ninguno de sus parientes conocidos. Sabemos muy poquito en este campo, ya es un misterio muchos aspectos de la emnte humana cuanto más la de animales tan diferentes de nosotros.

Perséfone dijo...

¡Hola!

Si me he dejado caer por aquí ha sido gracias a Nacho, que me recomendó tu espacio. Aseguró que me gustaría y la verdad es que no se ha equivocado para nada.

Son impresiontes las capacidades de muchos de cefalópodos pero las de este en particular (que por cierto no conocía) me ha dejado completamente alucionada.

¿Sabes? Creo que voy a aprender mucho contigo.

Un saludo.

Furacán dijo...

Hola Perséfone!
Bienvenida, me alegro que te guste el blog!, le voy echar un vistazo a los tuyos que tienen buena pinta.
Nacho, muchas gracias por hablar bien de mi espacio :-)