martes, 18 de noviembre de 2008

Ombligo de Venus

En la mitología romana Venus era una importante diosa principalmente relacionada con el amor, la belleza y la fertilidad. Su equivalente aproximada en la mitología griega era Afrodita, si bien la Venus romana era mucho más poderosa y reverenciada. Era la esposa de Vulcano, estaba considerada ancestro del pueblo romano a través de su legendario fundador, Eneas, y jugaba un papel crucial en muchas festividades y mitos religiosos romanos.


Pero además se conoce como "ombligo de Venus" una planta muy abundante y fácilmente reconocible por sus hojas carnosas en forma de embudo (u ombligo :-) y que puede encontrarse con relativa frecuencia sobre los muros, paredes y rocas de zonas umbrías.
La ombliguera u oreja de monje (Umbiculus rupestris) es una planta vivaz que crece hasta dos palmos según las condiciones en que se desarrolle. Tiene la base un poco engrosada y de ella nacen hojas de largos y desiguales rabillos, muy carnosas, redondeadas y ligeramente festoneadas (inconfundibles). El rabillo se sitúa en medio o un poco ladeado dando lugar a esa especie de hoyuelo que recuerda a un ombligo.Tanto las hojas como el tallo son lampiños (sin pelos).


Florece en Mayo - Junio (la foto es de ayer así que no hay flores) y da lugar a ramilletes de flores cabizbajas con el cáliz diminuto. La corola es tubulosa, angulosa, de color verdoso pero a menudo con algunas líneas purpúreas, dividida en lo alto en 5 lobilitos en forma de corazón. Los estambres son 10 muy cortitos, y pegados por dentro a dicho tubo.
Coloniza muros, rendijas, canalones... Le gusta la sombra y la humedad, por tanto en las piedras tiende a crecer hacia el norte y es útil para orientarse ;-)
Está muy extendida pero siempre en lugares lluviosos o con suficiente homedad atmosférica. Prefieren los terrenos sin cal.
Tradicionalmente el jugo de las hojas era utilizado para trastornos renales. Es comestible pero además tiene un buen uso externo: las hojas se pueden usar para tratar pequeñas heridas o llagas, no hay más que quitarle la piel y se aplica directamente a modo de tirita. Procediendo rápidamente y con la mayor limpieza se logra una superficie vegetal estéril.
Como curiosidad, Hipócrates recomendaba comer las hojas del ombligo de Venus para procrear varones :-)) lógicamente esto no tiene fundamento alguno.
Otra curiosidad o más bien una convergencia entre culturas: la misma planta es también llamada en hebreo tabburit, de tabbur, ombligo.

3 comentarios:

la granota dijo...

Vaya, tengo que confirmar si es la misma que tenemos por aquí. Si fuera así, ya no tengo que llevar tiritas en la mochila!!!

Furacán dijo...

Yo creo que debe ser la misma, no conoczco que haya un endemismo canario u otra especie similar. En algunos sitios he visto escrito el ombligo de Venus como Umbiculus pendulinus pero creo que se trata de la misma planta y luego también lo vi escrito como Umbiculus horizontalis de la que ya no encontré más información, puede que sea sinónimo.
Seguro que para las tiritas vale igual :-)

akela dijo...

Pue sestá bien saberlo un "trasto" menos para la mochila,al mnos cuando vayamos por tierras húmedas.

Eres un pozo de sapiencia nos vienen genial tus "relatos", cada día un descubrimiento.

Besicos.