miércoles, 7 de mayo de 2008

Gorgojo

Hoy os enseño un bonito ejemplar de gorgojo, Lixus angustatus, en algunos sitios conocido como gorgojo canario (no sé si por tener su origen en las Islas o por su color amarillo)


Los gorgojos, también conocidos en ciertos lugares con el nombre de picudos (o "snout beetles" para los anglosajones), constituyen la familia de escarabajos más diversificada del mundo, la de los Curculiónidos. Forman alrededor de 60.000 especies distintas (esto es más por ejemplo que las aves y los mamíferos juntos)
A pesar de la gran cantidad de características morfológicas existentes (ya que cada especie se ha adaptado a unas condiciones de vida particulares dentro de su hábitat) todos estos escarabajos comparten unos rasgos comunes. En primer lugar su cuerpo responde perfectamente a las características asociadas a los escarabajos: cuerpo dividido en 3 segmentos, el más voluminosos corresponde a la región abdominal y está cubierto por élitros (el 1º par de alas se transforman en una especie de escudo que cubren al 2º par, supongo que todos lo habéis visto) debajo hay unas alas funcionales aunque son malos voladores. Por delante del abdomen está el pronoto que protege el tórax y por último está la cabeza.
Precisamente es en la cabeza donde está la característica distintiva de esta familia. Suele ser alargada y presentar un largo pico o morro (de ahí lo de picudos) junto con unas antenas acodadas cargadas de organos sensitivos. La longitud y forma del pico varía según las especies (largo en los que perforan frutos para alimentarse, corto en los comedores de hojas)
A pesar de su aspecto son totalmente vegetarianos y no pican. No los confundáis con los chinches de la familia Reduviidae que también tienen pico y estos si que tienen una picadura dolorosa (inyectan ácido los animalitos)
La especie de la foto es muy común en el Norte de África, Sur de Europa y las Islas Canarias. Mide alrededor de cm y medio de adulto y entre su alimento tiene predilección por los cardos. Las larvas se nutren del interior de tallos y troncos.

4 comentarios:

Salar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Pep dijo...

... las chínches eran las que aparecían en la abeja Maya ... estos curculióni2, creo que no ...
Saluz

la granota dijo...

Muy comunes en Canarias? Pues de este tamaño y color no los he visto nunca...

¿Y qué te ha pasado? ¿Estás desganado que no has puesto nada de sus intimidades sexuales?

Furacán dijo...

Pep, a mi la abeja Maya me cogió muy pequeño, solo me acuerdo de la canción, En un país multicolorr...

Granota, uf tienes razón vaya fallo!jajaja Pues lo comento ahora un poco :-D, no son demasiado enrevesados en ese aspecto, las hembras emiten feromonas y los machos se ven atraidos a ellas (los receptores están en las antenas)Luego sin demasiados preámbulos pasan al acto (está graciosete verlos)En función de la especie la cópula se puede prolongar más o menos, en esta en concreto no lo sé. Unos días más tarde las hembras ponen los huevos. La manera y el lugar también varía con la especie, de esta en concreto no conseguí datos pero en general esta toda familia es muy prolífica, una sola hembra es capaz de poner más de 150 huevos lo que multiplicado por hasta 5 generaciones anuales que pueden llegar a tener y teniendo en cuenta que se desarrollan muy rápido al cabo de un año de una sola hembra pueden salir hasta varios millones de descendientes.