jueves, 27 de enero de 2011

The Walking Dead

.

Desde hace ya mucho tiempo apenas veo la tv pero últimamente he seguido esta serie. Aunque esto de los zombis para los que tenemos cierta familiaridad con los procesos biológicos y la fisiología nos suene un poco a chiste (algo está vivo o no lo está, y si está vivo necesita mantener una homeostasis, y sin pulmones como en la foto dificilmente puede suministrar oxígeno para "quemar" el ATP y que los filamentos de actina de sus músculos se desplacen sobre los de miosina originando movimiento)



Pero  tampoco es cuestión de ponerse pedante ni quisquilloso y fuera de eso esta primera temporada me ha parecido bastante interesante en cuanto a la trama y las relaciones entre los personajes.
De todas formas no es de eso de lo que quería hablar hoy. Suele suceder muchas veces que los terrores inventados se quedan cortos cuando los comparamos con la realidad así que la cosa hoy va de "zombis" aunque  afortunadamente  para nosotros no humanos...


Leucochloridium sp. es un género de helmintos parásitos perteneciente a la clase de los Trematodos y que utiliza a gasterópodos del gº Succinea y Oxyloma como hospedadores intermediarios.
En realidad el hospedador definitivo de este animalito son algunas especies de pájaros. A los caracoles tan sólo los utilizan como medio de propagación pero las consecuencias para éstos son mucho peores.
El ciclo comieza cuando los trematodos se reproducen sexualmente en el interior del pájaro y sus huevos salen al exterior por medio de las heces. Los caracoles se van infectar mediante la ingestión de estos huevos. 
Una vez en el intestino del caracol, los huevos eclosionan saliendo la primera larva del parásito, el miracidio.
Allí se van transformar en otro tipo de larvas denominadas cercarias mediante la producción de esporocistos, que no son más que largos tubos que contienen cientos de cercarias
Uno o más de esos tubos se alargan hasta los tentáculos oculares de los caracoles y empiezan a ondular convirtiendo al pobre caracol en un "caminante"  de llamativos colores. 


Con este movimiento buscan  llamar la atención de los pájaros para que devoren al caracol y el ciclo se cierre. Pero mejor es que lo veáis.



Además se cree que la infección de los tentáculos de los ojos inhibe la percepción de la intensidad de la luz por lo que los caracoles infectados en vez de buscar la oscuridad como harían los individuos sanos tienden con más facilidad a "sacar los cuernos al sol".

No es el único parásito que hace cosas parecidas ni que manipula a sus víctimas, hay más, de hecho gran cantidad de parásitos manipula a sus víctimas aunque no todos lleguen a estos extremos. Si os gusta el tema podemos seguir con la saga de "zombies" :-)

5 comentarios:

AMADO dijo...

Jo, que entrada tan interesante y qué videos tan espectaculares has buscado para ilustrarla. Menos mal que aguanté él párrafo inicial, porque de las pelis de zombis yapasé para nunca más hace unos 40 inviernos.
Pero como ya conozco este blog, imaginé que habría grata sorpresa. Y acerté.

Furacán dijo...

jaja me alegro de que te gustara, si al final la realidad es emjor que la ficción.

la granota dijo...

"y sin pulmones como en la foto dificilmente puede suministrar oxígeno para "quemar" el ATP y que los filamentos de actina de sus músculos se desplacen sobre los de miosina originando movimiento)"

Jajajajjaa

Atalanta dijo...

Mosquis...

Xocas dijo...

Redios! Que hijos de la gran... no sé si me gusta el tema, pero haz más entradas de estas que tengo curiosidad.