domingo, 10 de enero de 2010

Musgo (o barba) de roble

O eso creo, si no es será una especie similar, pero contrariamente a su nombre vulgar no es un verdadero musgo sino un líquen. Los líquenes (hongos liquenizados sería más correcto) no son precisamente uno de mis fuertes y apenas conozco un par de especies. A ver si un día de estos me compro una guía y me pongo a ellos porque la verdad es que son unos los líquenes son organismos fascinantes.
Como ya sabéis son seres constituidos por la simbiosis entre un hongo (micobionte) y un alga o cianobacteria (ficobionte). La protección frente a la desecación y la radiación solar que aporta el hongo mas la capacidad de fotosíntesis del alga confieren al liquen características únicas. Gracias a esta colaboración pueden ser excepcionalmente resistentes a las condiciones ambientales adversas y capaces de colonizar muy diversos ecosistemas como zonas polares o desérticas donde las características que les aporta la simbiosis permiten su desarrollo (se ha visto en algunos experimentos que hay especies capaces de sobrevivir en el espacio exterior sin ningún tipo de protección).
Esta gran capacidad de supervivencia ha permitido que las diversas especies de simbiontes liquénicos hayan colonizado y prosperado en prácticamente todos los ecosistemas terrestres. A pesar de esto los líquenes son organismos muy específicos respecto al sustrato y a las condiciones del medio en el que se desarrollan.
Evernia prunastri crece sobre las ramas y tronco de árboles frondosas (roble especialmente) aunque también sobre coníferas como abetos y pinos. Aparece en bosques templados del hemisferio Norte, en Francia, Portugal, España, Norteamérica y parte de Europa Central.

Son los de color más clarito, los amarillos son otra especie.

Es un líquen fruticoso, de talo corto (3-4 cm de longitud) que crece en matojos suaves, con ramificaciones laciniadas, en forma de arbusto, habitualmente colgantes.

Talo joven

y viejo

La gama de colores va desde el verde gris al verde amarillento, más claro por debajo y con manchas blanquecinas en los bordes y parte superior.


Es muy sensible a la contaminación atmosférica por lo que se usa como bioindicador, donde aparece indica una buena calidad del aire.
Otro uso más comercial está en la industria de perfumería, sus extractos son muy usados en la elaboración de distintas fragancias (dicen que huele a bosque). En algunos lugares también se lo ha empleado como una especie de incienso.

3 comentarios:

sunny dijo...

hay un bosque de liquenes, increiblemente bello,
en ushuaia, tierra de fuego,
su silencio es como el de la nieve,
dicen que amenazado por incipientes industrias
ojalá no sea cierto...!

saludos y gracias por el post

ONA dijo...

Esos colores... me encantan...

Furacán dijo...

sunny, ojalá no sea cierto aunque parece que el poder de destrucción de los humanos no tiene límites. Gracias a ti por el comentario.

Ona, y a mi :-)