miércoles, 19 de marzo de 2008

La maravillosa historia del Blastophaga psenes y la higuera

Higuera: Ficus carica L. Familia: Moraceae


En la antigua Grecia las higueras se consagraban a Dionisios, el dios de la renovación (y del vino y de otras cosas jejeje Baco para los romanos). Cuando se fundaba una ciudad, se plantaba una higuera entre el ágora y el foro para señalar el lugar donde se reunirían los ancianos. Le daban tanta importancia a su fruto, que hasta tenían unos sacerdotes especiales (los sicofantes) que se encargaban de anunciar la maduración de los higos para ser recogidos y consumidos. Fue el manjar predilecto de Platón, de hecho se le conoce como la "fruta de los filósofos" y Galeno recomendaba su consumo a los atletas que participaban en los Juegos Olímpicos.
Los higos en realidad no son un verdadero fruto sino una infrutescencia. Lo que vemos es el receptáculo que contiene cientos de pequeños frutos. La forma de reproducirse es muy curiosa y muy bonita, interviene un insecto denominado cínife de los higos (Blastophaga psenes), y es de lo que quería hablaros hoy.

Antes de contaros la maravillosa historia del Blastophaga psenes y la higuera hay que aclarar unas cosillas pues como la higuera es un árbol cultivado todo se complica un poco. Yo voy referirme a la higuera silvestre (también conocida como cabrahigo), luego os digo lo que pasa con las otras que si no lo liamos ;-)
Como ya os dije el "higo" contiene en su interior cientos de flores pequeñas (que luego se convertirán en frutos). Hay flores masculinas y flores femeninas siendo además estas últimas de 2 tipos.
Las avispillas hembras lo que van hacer es depositar sus huevos dentro de un tipo especial de flores femeninas. Estas flores a continuación se convertirán en agallas florales conteniendo a las avispas en desarrollo. Hasta ahí lo seguís, ¿no?.
Bueno, pues a continuación, de esas agallas los machos son las primeras avispas en salir (recordad, de las flores, no del higo) e inmediatamente buscan a las hembras jóvenes que todavía se encuentran dentro de las agallas. Insertan el abdomen en éstas y las fecundan (precoces estos bichines ¿eh? jejeje).
Posteriormente aún cumplen otra tarea, abren un camino de salida en la pared dura del higo. Después de esto ya mueren en seguida sin llegar a ver la luz (como habréis podico comprobar si habéis seguido este blog los insectos machos son en general bastante desgraciados :-)).
Horas después de esto salen las avispas hembras fecundadas y las flores masculinas del higo desprenden simultáneamente el polen.
Una vez cubiertas de polen las hembras escapan por los túneles que abrieron los pobres de los machos. En el exterior las avispas vuelan hasta un higo tierno, se abren paso a través del ostiolo (una pequeña abertura del higo) y trasladan entonces el polen que llevan a las flores femeninas viables que de este modo se fecundan. Asimismo ponen huevos en el otro tipo de flores femeninas con lo que el ciclo se cierra, tanto para la higuera como para la avispa.

Esto es lo que sucede en la naturaleza. La mayoría de higueras cultivadas son partenogenéticas, esto es que maduran los higos sin necesidad de fecundación. Las únicas higueras cultivadas que necesitan ser fecundadas son las de la variedad esmirna, muy cultivadas en el Mediterráneo oriental. Allí los campesinos arrancan una rama de cabrahigo y la atan sobre la higuera que quieren que fecunde. Luego se da el proceso que os dije, las avispillas que viven dentro de los higos del cabrahigo, salen de éllos con el polen del cabrahigo pegado a sus cuerpos y entran en los higos de la higuera de Esmirna, fecundando de esta manera las flores femeninas, con lo que se consigue que maduren los higos. Este proceso de fecundación recibe el nombre de "caprificación" (uy lo que ha dicho jajaj :-))
Luego también deciros que como muchas otras plantas las higueras se pueden propagar por esquejes sin necesidad de utilizar la semillas.
Y eso es todo amigos, espero que os gustara la historia. Ya veis que la naturaleza es increíble, creo que si la gente conociera más estas historias no la trataría tan mal.
Por último como curiosidad etimológica jejeje ¿sabíais que la palabra "hígado" deriva de la higuera?, Pues es porque los romanos solían comer el hígado guisado con higos, y del latín ficus nació ‘ficatum’ que era el nombre del tal guiso y de ficatum paso a hígado.Otra teoría dice que los romanos cebaban a los gansos con higos para hipertrofiar sus hígados, lo que denominaban ‘jecur ficatum’, que venía a ser el foie-gras de nuestros tiempos.

Aquí os dejo en unas fotos sacadas de la red, la protagonista de nuestra historia, la hembra es la negra, con alas. El macho es el de color amarillo, no desarrolla alas porque no las necesita, ni siquiera llegará a ver el Sol.


6 comentarios:

Nacho Cembellin dijo...

Menudo historia para hacer una peli de ciencia ficción!!!. Je la realidad siempre la supera verdad. Despues de esto Alien no es nadie. Ayer oí a David Hatem.... no recuerdo como se escribe el apellido sorry... que si de hoy para mañana desaparecieramos nostros y la totalidad de animales superiores la vida continuaria sin problema en la tierra, pero q sin embargo, si fueran los insectos quienes desaparecieran, la vida sería imposible... luego, de verdad seguimos creyendo q somos los reyes de la creacción????

Furacán dijo...

David Attenborough (lo sé porque tengo un libro de él aquí delante en la estatería que sino jejeje) Es un crack, me encantan sus documentales.
La afirmación me parece un poquito exagerada, quedarían las bacterias al menos... pero sí la verdad es que la vida tal y como la conocemos desaparecería. Los insectos polinizan, reciclan materia orgánica, forman parte de las redes tróficas...
Hay cerca de 1 millón de especies descritas (desconocidas muchísimas más) , es un grupo tan extenso en abundancia y diversidad que es incluso mayor que el resto de grupos animales juntos. En algún sitio incluso he leído que el peso total de simplememnte las hormigas que existen en la Tierra superaría al de los seres humanos.
Ellos tienen su "rollo", nosotros somos muy prepotentes y no les prestamos mucha atención porque son pequeños pero "dominan" más el mundo que el ser humano.

la granota dijo...

Guau!!!!!
Te sigues superando.

Pep dijo...

... los insectos macho son generalmente desgraciados ...
...
... como me interesa lo de los esquejes ... me voy a informar sobre época y mejores condiciones ... si ...
Otra vez, como dice Granota, te sigues superando ...
Salud

Furacán dijo...

Gracias, me alegro de que os haya gustado :-)

Yerin efer dijo...

Bello proceso de fecundación.